De criminal a falso estadista

Posted by Proyecto Emilia on 5:51:00 p.m. with No comments




                                                                           




De criminal a falso estadista

De la misma manera sabemos que el tiranicidio es justificable, revisemos los pensamientos de los siguientes sabios, de Lin Yuntang: “El pueblo tiene derecho al junto regicidio”; o el de Mencio, cuando “La educación no consigue rectificar los vicios del gobernarte, el regicidio es la forma normal de actuación del pueblo soberano”; ambos del siglo IV a.C

OPOSITOR CUBANO | 13 de Abril de 2015
De criminal a falso estadista
Ampliar
     
Casi todo el mundo lo esperaba. En especial los Jefes de Estado y de Gobierno de las Américas. No querían perderse el momento del estrechón de mano entre los enemigos más recalcitrantes en los últimos cincuenta años que se encontrarían en la VII Cumbre de las Américas.
Algunos especularon que el presidente estadounidense Barack Obama y el gobernante Raúl Castro iban abrazarse como sello del nuevo comienzo amistoso; otros que se besarían al estilo europeo de dos besos en las mejillas. Asimismo los que deseaban este ferviente encuentro quizás pensaron que lo ideal para esas circunstancias eran los besos árabes. Y los más fanáticos en consolidar dicha alianza anhelaron que fuera con un beso ruso.
Ciertamente, la presencia en la cumbre del general Castro socavaba los cimientos de toda una estructura que se esforzó durante los últimos años en concretar un sistema democrático para la región. La Carta Democrática Interamericana, la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre y la Convención Americana sobre Derechos Humanos perdieron su esencia con la presencia del régimen totalitario castrocomunista.

Si bien los Castro como dictadores hicieron torsión de la historia en beneficio personal. Algunos de los presidentes presentes en la Cumbre olvidaron la historia y otros le restaron importancia; para ellos es mejor coexistir en el momento sin impórtales las consecuencias de la dictadura castrista en la región y para la humanidad. Este es el nuevo reto de la humanidad, vivir con mejoras económicas pero bajo el influjo de la autocracia. Es el nuevo estilo mundial controlado por el liderazgo de la China comunista.
Y para esas grandes personalidades de las Américas que tratan de cerrar sus mentes con la ceguera historiográfica en negación de la magnánima historia, les recuerdo que “La tiranía es la tiranía, venga de donde venga”, dijo el pueblo de Boston.
De la misma manera sabemos que el tiranicidio es justificable, revisemos los pensamientos de los siguientes sabios, de Lin Yuntang: “El pueblo tiene derecho al junto regicidio”; o el de Mencio, cuando “La educación no consigue rectificar los vicios del gobernarte, el regicidio es la forma normal de actuación del pueblo soberano”; ambos del siglo IV a.C.
Sin embargo, también en la actualidad existen muchas recomendaciones para poner fin a la injusticia de la tiranía, entre ellas la de John le Carré, “Contra la tiranía y la mentira, todo los métodos son legítimos… Matar a un opresor es un servicio a la humanidad”.
Para cerrar este capítulo interesante de la historia les expongo los pensamientos de dos grandes próceres, James Madison y José Martí. El primero nos comentó: “La acumulación de todos los poderes legislativo, ejecutivo, judicial en las mismas manos, se puede señalar con justicia como la definición misma de tiranía”; el segundo, nuestro Martí, “Y vale más, ¡Por Dios que vale más!, ser desterrado de Siracusa que echarse sobre los hombros el manto de purpura del vicioso Alejandro”. Los consejos de estos sabios vuelven cómplices a todos lo que fueron partícipes de la séptima Cumbre. Todas estas personalidades conocen detalladamente que el régimen cubano viola el estado de derecho y con su juntera en la Cumbre cargaron el manto del despotismo de los Castro.
La VII Cumbre de las Américas demostró que con la dictadura castrocomunista es imposible el diálogo, no sólo porque el General rompió el protocolo de la magna reunión con su extenso discurso y sus ideas acompañadas con los golpes de prepotencia sobre la mesa; sino por las órdenes que le dio a su séquito de hostigar y apalear a los miembros de la sociedad civil cubana que visitaron por trabajo a Panamá. Incluso algunas figuras disidentes de renombre promotoras del diálogo con el Gobierno castrista comentaron que éste es imposible al menos con esta generación.
Estoy consciente que con un personaje como los Bruto se hubiese resulto la desgracia cubana. Empero ya no necesitamos un Marco Junio, ni un Décimo Junio. Los tiranos están en su última etapa de la vida, enfermos como su sistema que también fracasó, y la gente cubana en su gran mayoría los aborrece. En esta circunstancia sería aconsejable la propuesta de Cicerón cuando el magnicidio de Julio César. Para nosotros, ahora es el momento de prepararse e ir a la batalla decisiva y ponerle fin a través del método científico y civilizado del desafío político masivo no violento, propuesto por el Proyecto Emilia, para la instauración de una república libre y democrática amparada por el Estado de derecho. Y entonces, Cuba será libre.
Reacciones: